Pasarelas sobre el arco este de Calle 30

Fue un contrato de diseño del Ayuntamiento de Madrid, donde con los condicionantes de que se proyectase en hormigón y tuviesen una parte cubierta, nos permitían buscar una solución que estéticamente fuese adecuada para el entorno y que se pudiese construir en una zona tan conflictiva como es Calle 30.