Intercambiador de transportes de Príncipe Pío

Aquí cumplimos la triple función de ser por una parte la Dirección de Obra de la Concesionaria, los redactores del Proyecto de Construcción y la Asistencia técnica a la constructora. Terminado en el año 2007, estuvimos cerca de dos años trabajando de forma permanente con la obra para cumplir los objetivos de plazo que teníamos marcados. Obra muy complicada con interferencias con el Metro, pegados al río  Manzanares, en el centro de Madrid, y con dos túneles de salida a la que entonces estaba en construcción Calle 30. Encontramos además restos de la muralla árabe que hubo que respetar, una lavandería de antes de la guerra, y restos fósiles al llegar a la cota del cuaternario. Se organizó por parte de la constructora un equipo que funcionó como un reloj durante toda la construcción, donde estábamos todos incluidos, lo que permitió un ambiente de trabajo relajado pese a la tensión propia del plazo. Fue el sistema elegido lo que permitió terminar según lo previsto y obtener el resultado que nos habíamos propuesto.